miércoles, 31 de octubre de 2007

Más Que Una Moneda

Por Patricia Chacón.
_________________________________________________

Sentada en la arena… junto al mar,
observé como éste enardecido y cansado de ser mar,
se puso en pie…
Le gritó a la arena,
desalojó a los peces,
desterró a las piedras, los barcos y la gente…

Cansado del dolor,
de la sangre que ha teñido sus aguas,
de los monstruos que se han apoderado de su territorio,
del sol que ahora quema más fuerte y no le permite crecer,
de las toneladas de tierra que se arrojan sobre él,
de aquellos y aquellas que han amputado sus piernas,
y han levantado sus manos con armas para matar su respiración…
Una respiración cada vez más lenta y sigilosa…
De las palabras sin sentido,
que se repiten con el fin de alimentar aquellas ilusiones que ya se han apagado.

Cansado de ver y escuchar la fuerte demanda de la mujer vendida,
de aquella que para mantenerse en pie necesita mucho más que una moneda,
una simple moneda que ha cambiado su vida y su pureza,
por lágrimas, luto, hambre, y más pobreza,
que ha dañado el dulce y hermoso atardecer,
el esperado y anhelado amanecer,
agoniza… sí…
Agoniza tras cada grano de arena que cae en aquella botella,
que algún día almacenó sus sueños,
y cuidó como el baúl de los recuerdos de nuestros abuelos que hoy cuentan su historia.

Aunque el mar débil aún vive,
espera poder despertar un día,
ver esa moneda enterrada bajo tierra,
ver el sol saliendo de la montaña…
rodeado de verdad, de justicia, de valor, de honradez y humanidad…

2 comentarios:

Estella dijo...

El interés del dinero ha dejado de lado valores tan importantes y definitivos,como la esencia humana.

ETOILE dijo...

Bonito escrito. Tiene un sentido, un aire especial, tus palabras son muy inspiradoras..