sábado, 25 de agosto de 2007

El Primer Nueva Coronica y Buen Gobierno

Por Santiago Bogoya.
________________________________________________

El primer nueva coronica y buen Gobierno (1615)
Guaman Poma de Ayala.

Comentario al texto y el contexto

Si la arqueología de los Andes disfrutara de la prioridad nacional que merece, si tuviéramos más fuentes de escritores andinos como Waman Puma... no seríamos tan dependientes de los documentos coloniales. ( 68. Murra citado por Urdaneta).

La conquista y el periodo colonial, en términos prácticos fue un escenario donde diversos repertorios culturales (población aborigen, esclavos, españoles, etc) se conjugaron bajo una forma de dominación (es decir un ejercicio del poder) implantada por los españoles. La historia de estos procesos abunda en boca de cronistas provenientes de la península ibérica, con discursos desde perspectivas etnocentristas. La historia oficial se ve a través de un filtro, que legitima la hegemonía de la corona, las acciones de la iglesia y la empresa de la conquista. Para ser breves esta historia se escribe desde el punto de vista del europeo, como también a partir del concepto que sobre la historia tenían los colonizadores ( 35. Bermúdez, Mendoza) Lo supremamente interesante es que algunas personas provenientes de los sectores dominados, usaron la escritura para narrar, describir y mostrar una realidad desde su propia perspectiva. Este es el caso de Guaman Poma de Ayala. Para tratar de entender entonces los procesos de identidad de las sociedades andinas es pertinente como ha señalado Wachtel, hacer que los textos indígenas de la conquista nos hablen (37. Wachtel). Entre sus páginas y precisamente en El primer nueva coronica y buen Gobierno (de Poma de Ayala) se presenta una memoria, que en términos generales expresa unas historias de vida colectivas, específicas de las sociedades andinas en el periodo de conquista. El punto clave de esta memoria es lo que el autor quiere transcribir, ya que se enfrenta nada menos que a la tradición oral inminente en el imperio inca. No por nada dice temeraria mi entención....conforme a la que se deuia a unas historias cin escriptura nenguna....memorias y rrelaciones de los indios antigos de muy viejos y biejas sabios testigo de uista ( 5, Poma de Ayala) Pero además introduciendo esta memoria dentro la lógica cristiana, dentro de la genealogía bíblica De los hijos de Noé, destos dichos hijos de Noé, uno de ellos trajo Dios a las Yndias; otros dicen que salió del mismo Adán (18, Ayala). Todo esto es una estrategia sin lugar a dudas, en un mundo donde los diferentes pueblos aborígenes acaban de perder un referente central, hegemónico, lleno de unos valores deseantes, representados por el ideal del Imperio Inca. Por una parte este autor pretende conjugar elementos de estas dos diferentes lógicas en una sola para enfrentar la nueva realidad. En palabras sencillas los diferente grupos indígenas ahora tienen que identificarse con una serie de símbolos, practicas, tecnologías, que les permitan sobrevivir bajo el dominio español, sin perder por supuesto su identidad cultural. Sin embargo, esta empresa casi titánica es complicadísima, porque la gran extinción de indígenas (en su mayoría por las enfermedades traídas por los españoles) y el fenómeno de mestizaje, favorecen la dispersión de los repertorios culturales propios de estos grupos aborígenes. El libro de Poma de Ayala precisamente nos está mostrando este proceso. Nos ayuda a entender como funcionaron los mecanismos implantados por el gobierno español en la dispersión de la identidad cultural aborigen, y por lo tanto, los nuevos rumbos o más exactamente las estrategias e intentos de identificarse y apropiarse de valores culturales, que posibilitaron la existencia en un ambiente hostil, de estos grupos aborígenes.

El imperio Inca, que prácticamente en un siglo alcanzó un desarrollo impresionante y un control territorial demasiado extenso, logró un sistema de organización política y económica, donde los diferentes pueblos que conformaban su extensión, tenían la posibilidad en términos generales de vivir con una serie de recursos básicos suficientes (comida, vestido, etc) llevar una vida digna sin maltratos, respetuosa de la identidad cultural, siempre y cuando cumplieran una serie de obligaciones y reconocimiento al tawantinsuyu (el estado Inca), donde primaba un servicio de 1/3 del tiempo del trabajo en las obras públicas y los cultivos del imperio; los otros dos tercios correspondían al trabajo en las comunidades locales en beneficio de los grupos sociales regionales y al trabajo individual para la familia. Ante la conquista por parte de los españoles todas estas estrategias, formas de control social, etc, vinieron a redefinirse bajo parámetros propiamente regidos bajo el impero español que evidentemente tenían en mente el saqueo de oro y otros metales preciosos. La codicia, muchas veces mencionada en el texto de Poma de Ayala, conllevó inevitablemente a crear relaciones muy tensas entre los conquistadores y las poblaciones aborígenes, que si bien tenían un referente imperialista del tawantisuyu, no vivían cotidianamente (bajo la dominación Inca) los abusos del ejercicio del poder que el gobierno español ejerció en la empresa colonial. Las dichas justicias y corregidores y padres de las dotrinas y tinientes de las ciudades y uillas y prouincias deste rreyno, con poco temor de Dios y de la justicia y de la ley del cristiano, andan rondando y mirando la guerguenza de las mugeres .... Y andan rrobando sus haziendas (468, Ayala)

Biblio.

Bermúdez, Suzy y Mendoza, Enrique. Etnohistoria e historia Social: dos formas de recuperación del pasado. Revista de Antropología. Vol. III, No.2. Universidad de los Andes, Bogota, 1987.
Wachtel, Nathan. Los vencidos: los indios del Perú frente a la conquista española. Alianza Editorial. Madrid, 1976.

Urdaneta, Martha, Entrevista a John Murra Revista del Museo de Oro. Banco de la républica. Bogotá.

Guamán Poma de Ayala, Felipe. (fl. 1613) Nueva crónica y buen gobierno (Codex péruvien illustré) Institu d'Etnhologie. París, 1936.

http://www.kb.dk/permalink/2006/poma/info/es/frontpage.htm (Aquí se puede consultar el libro en línea)

3 comentarios:

Jaime dijo...

Lo interesante de este autor con sus escritos, es que nos muestra que tenemos una historia más allá de ayer, antiayer, el año pasado, la década pasada...Lo cuál nos permite inferir muchas situaciones que hoy en día suceden debido a que antes de que naciéramos los que estamos ahora vivos, existió un pasado, que nos cambió la vida incidiendo directamente en nuestra cultura actual.

Me causa especial curiosidad este tipo de castellano antiguo, ya que muchas personas hoy en día, escriben así, sin necesidad de conocerlo...jeje, o será Titivillus...

Es de resaltar, que desde muchos años atrás hemos venido siendo colonizados, y nada que terminan. Cuando será que nosotros vamos a colonizar algo...Como decía Marx, unos están destinados a ser Esclavos - Siervos - Proletarios, y otros siempre serán Esclavizadores - Señores Feudales - Burgueses. Respectivamente haciendo referencia al cambio de nombres en la historia, pero que han significado lo mismo.

Ahora podremos decir: Tercermundistas (Pobres) y Los del Primer Mundo (Ricos).

Como siempre se nota mucha consulta e investigación metódica.

Gracias.

Alethia dijo...

Me gusta que se haga una reseña de un libro que habla de nuestro pasado, de un tiempo que para algunos quizás nunca existió pero que para otros es su "todo" y luchan por tener un lugar en nuestro mundo, que lo llamamos nuestro mundo por esa manía capitalista de creernos poseedores de verdades y estánderes absolutos.

Patricia dijo...

Un texto bastante interesante, muestra como la vida y las culturas que construyeron aquellos que existieron hace ya mucho tiempo, han creado gran incidencia en la cultura actual… Muchas de las cosas que hoy tenemos son debido a las experiencias de nuestros antepasados, que no solo dejaron riquezas materiales, sino que cementaron fuertes ideas que aún se conservan.

También es triste ver como nunca hemos sido libres, siempre hemos tenido el yugo de aquellos que se creen mejores; quienes han impuestos sus reglas, sus creencias, su cultura, quienes han cambiado nuestra vida…. Sin jamás preguntarnos, si queremos abandonar aquello por lo cual se ha luchado y trabajado arduamente. Pero lo más desconsolador es ver como para ellos aquí no hay restricciones, se les deja pasa como si fuera su casa.