sábado, 15 de diciembre de 2007

El Milagro de la Vida

Por Estella Bogoya.
________________________________________________

Pedro y María decidieron no dejar solo a su hijo varón , Juanito, sellaron su inmenso amor con la llegada de Marianita.

María llevaba quince días de embarazo, no le cabía la felicidad en el pecho, Pedro se sentía una vez más realizado.

Una mañana, salieron muy temprano, tomados de la mano haciendo planes para su futuro; habrían caminado unos 50 metros, cuando al pasar la avenida, una volqueta pasa rauda y veloz , la ola del alerón trasero alcanza a María y la saca violentamente a un lado de la vía, dando varios botes ,ella instintivamente toma la posición fetal que le sirve de coraza protectora para su bebé. Pedro corre a levantar a su amada pecocita, angustiado le pregunta, cómo te sientes?. Ella tiembla como una hoja al paso de un vendaval, sus nervios no le permiten articular palabra. Pedro, interpela furioso al conductor de la volqueta, en tono airado le dice “ Si le pasa algo a mi esposa o a nuestro bebé, se va para la cárcel”, el conductor , no sabe qué decir con palabras entrecortadas pregunta ¿ su esposa está embarazada? Sí , responde Pedro sin poder controlar su angustia. Abraza a María tratando de tranquilizarla, ella solloza ¡ nuestro bebé¡ ¡ nuestro bebé¡ … Mi amor, todo va a salir bien, María sigue temblando, sus dientes le castañean.

La fortuna quiso que a pocos metros se encontrara una clínica, corrieron Pedro ayudando a María, seguidos por el conductor. Ingresaron atropelladamente a la clínica, buscando al médico de turno, Pedro grita, por favor doctor, a mi esposa la atropello una volqueta y está embarazada. El doctor sorprendido, pregunta qué tiempo de embarazo tiene? 15 días responde Pedro con voz inaudible…

El doctor con aire de preocupación ausculta a María, pasan 45 minutos de chequeo minucioso, para Pedro fue una eternidad, se paseaba por el consultorio, no se podía estar quieto. Finalmente el médico se dirige a Pedro, con voz tranquilizadora le dice, su señora se encuentra bien, es una mujer muy fuerte, está muy nerviosa pero es natural. Y nuestro bebé, doctor cómo está Marianita? El bebé se encuentra muy bien señor responde el médico. Bendito sea Dios, Pedro suspira, agradeciéndoles al creador y al médico. El conductor se retira, dejándole sus datos personales a Pedro, para responder por cualquier novedad.

Pedro abraza a María, más enamorado que nunca, se miran profundamente, recordando en un instante tantos momentos vividos, le dice con voz más dulce que la miel. Pecocita, es el MILAGRO DE LA VIDA.

3 comentarios:

Jaime dijo...

Una tremenda historia, llena de amor y con un toque milagroso, me pregunto si los milagros existirán?

Patricia dijo...

Claro que los milagros existen, por ellos pertenecemos y estamos con quienes nos hacen Felices.

Recordar aquellas cosas que hicieron vibrar el corazón, es volver a nacer...

El Verdadero Amor atraviesa los limites, un infinito eterno que jamás morirá.

etoile dijo...

Nada mas increíble que “el milagro de al vida”. Definitivamente poder dar vida a un nuevo ser, es algo indescriptible!!

No se si los milagros existan, tal vez hay una fuerza, algo mas allá de todo, que no podamos percibir, pero que esta ahí, tal vez este bebe debía nacer, a pesar de las dificultades y adversidades, debía nacer..