sábado, 30 de junio de 2007

Fantasmas Segunda Parte

Por Santiago Bogoya.
_________________________________________

Somos....

Somos del tiempo por venir
De la inmensidad de lo incalculable
De la locura que nos falta y después habremos de negar

La brisa que no alcanza...
Tampoco las palabras
¿Y tu música nos dejará
Como la belleza lo hará?

Tus ojos....

Tus ojos han sido
durante toda la existencia
dos profundos abismos bifurcándose

la dulce clave de la pérdida...

la contundencia exquisita de la belleza

No te prometo...

No te prometo acordarme de todas tus palabras

Sólo buscarte en la noche adversa

No te prometo el amanecer
Ambos en vejez
Sólo tocar tu puerta una vez más.

Escucharte como las noches juveniles
Soñar juntos
Tú, un mejor país.
Yo, junto a ti.

Se hizo....

Se hizo más lejos
Se hizo más lento
¿Qué palabra soñaste?
¡Dímelo!
¿Tristeza, mentira, agonía?


Esperaba encontrarte....

Esperaba encontrarte
Vestida completamente de blanco
Como una catarata
Destilante

Y ya juntos habré de contarte
Que quien tiene la mirada pérdida
Con la charla desenvuelta
Amenazando la fortaleza de tus senos desnudos
Sólo está planeando el siguiente engaño


Cuando…

Cuando el dramatismo se encarga de pintar en los labios, la duda, la terrible señal del escalofrío, cómo contar con los dedos los acontecimientos de los que debemos preocuparnos. ¡Espontaneidad!, ¡Sorpresa!, pero aún faltaba el asombro en nuestro encuentro. Faltaba ese asombro, sutilmente expresado, cuando contemplaba las altas murallas de Constantinopla defendiendo toda la vastedad occidental. O los surcos dibujados en la tierra hitita, queriendo recorrer sus laberintos. Y cómo sabría que yo escribía esto por el perfume de su piel, aún en el aire, con su imagen caliente en mi memoria, con el estruendo sabor de su mejilla en flor, y su esbelta figura danzando en el cerebro con la fina soltura de una mariposa infinitamente violeta...

A la “memoria” de Borges

Escribiría cuando durmiera
Al apagarse las luces concientes
¿Sabría cuál de los dos viviría los días?

3 comentarios:

Jaime dijo...

Me gustó especialmente el de "no te prometo"...

En cuanto al de "se hizo" cuando se dice ¿Qué palabra soñaste?; se me pareció sutilmente a algo parecido en otro escrito de Santiago, quizás tenga relación?

Gracias.

Patricia dijo...

En cuanto a te prometo, es una poema muy realista, aunque sería una maravilla poder tener claro lo que vendrá, y sucederá. Pero esto hasta el momento ni los astrologos ni las brujas han logrado decifrar... es algo totalmente antagonico...

*ETOILE* dijo...

"Escribiría cuando durmiera
Al apagarse las luces concientes
¿Sabría cuál de los dos viviría los días?"

Men encanto en especial esa parte.